Muere Bobby Fischer (I)

Hoy ha fallecido el ajedrecista Bobby Fischer a la edad de 64 años. Aprovechando un trabajo que tuve que realizar el año pasado en relación a la película En Busca de la Bobby Fischer, que narraba parte de la vida de este genial ajedrecista, voy a dividir su biografía en dos partes.

Robert James Fischer nació en Chicago el 9 de marzo de 1943. Con 10 años participó en el torneo del Brooklyn Chess Club y quedó en quinto puesto. Derrotó al Gran Maestro (GM) Reshevsky en una exhibición en la que el GM jugaba a ciegas. Quedó tercero el el campeonato juvenil de ajedrez rápido de EE.UU en 1956 y bien clasificado en otros torneos americanos. En 1957 jugó dos partidas contra el ex-Campeón mundial Max Euwe: empató una partida y perdió otra. Ganó el New York Metropolitan League, y la edición de este año del Torneo de Ajedrez Rápido, quedando excelentemente situado en otros torneos, incluyendo un primer-segundo puesto en el Open de Cleveland. Desde 1958 ganó todos los Campeonatos Absolutos de Ajedrez de los Estados Unidos a los que se presentó, hasta que se retiró de los circuitos. El ajedrez en aquella época no daba dinero para vivir, aunque fueras un Gran Maestro. A Fischer no le importaba: sólo quería jugar, jugar, y ganar. como niño prodigio del ajedrez.

Al año siguiente empató con Spassky 1/2 en Mar de Plata y jugó en la Olimipiada de Ajedrez en el equipo de EE.UU. Fischer aprovechaba todos sus viajes para completar su colección de libros de ajedrez y revistas, seleccionando lo mejor de lo mejor de cada país. Las excentricidades de Fischer comenzaron a hacer patentes a medida que mejoraba su juego y sus clasificaciones. Exigía condiciones perfectas de luz, silencio absoluto, ausencia de cámaras fotográficos y TV y, sobre todo, grandes cantidades en premios. En aquella época el Ajedrez no era un «deporte espectáculo’ en el que se pudiera ganar grandes cantidades, ni tampoco había grandes patrocinadores, pero Fischer era implacable en sus peticiones (y su madre especialmente le ayudó en ello). En 1961 y 1962 Fischer volvió a ganar el Campeonato de EE.UU. a Reshevsky, y anunció que estaba listo para ganar el Campeonato del Mundo. También ganó el Interzonal de Estocolmo. Estos dos años terminaron sin derrotas para Fischer: todas sus partidas fueron victorias o empates (excepto en sus partidas de la Olimpiada).
Estrella internacional.

1963 fue el año en el que Fischer afirmó que no participaría en torneos de la FIDE (Federación Internacional de Ajedrez) hasta que las normas fueran de su agrado (consideraba que los Rusos manipulaban la competición, acordando empates entre ellos), de modo que surgió la posibilidad de que no pudiera presentarse a las clasificatorias. En 1964 ganó el Campeonato de los EE.UU. En ese año se publicó la primera clasificación ELO, con Petrosian y Fischer con 2690 puntos.

En 1966 y 1967 ganó casi todos los torneos en los que se presentó: Campeonato EE.UU., Quiso aplazar la séptima partida por motivos religiosos como era su costumbre (Fischer se negaba a jugar durante el Sabbath, de viernes por la tarde a sábado por la tarde) pero al no notificarlo convenientemente, cuando le dijeron que no iba a ser posible decidió retirarse del torneo. El colectivo ajedrecístico sintió que habría que esperar casi diez años para que Fischer pudiera competir por el título de Campeón Mundo al perder su puesto para la final de 1972. No reapareció hasta 1968, donde ganó el Torneo de Netanya, Israel.

En 1970 venció a Petrosian 2-2-0 en el torneo URSS vs Resto del Mundo y ganó el Torneo de Ajedrez Rápido de Yugoslavia. EE.UU. podía presentar tres candidatos, y aunque Fischer no estaba en la lista por no haber pasado la Interzonal, Pal Benko cedió su puesto para que Fischer ocupara su lugar. Con 28 años, Fischer derrotó de forma apabullante en las clasifitorias de Candidatos a Mark Taimanov (6-0-0) y Bent Larsen (6-0-0).

Fischer despidió a su representante, y renegó de algunos matices ya acordados y firmados. Pero finalmente, el 11 de julio de 1972, Fischer y Spassky se sentaban ante el tablero en Reykjavik, Islandia. Fischer no contó con nadie, sólo consigo mismo.
Pero Petrosian (oponiéndose a su gobierno, en plena Guerra Fría), quería jugar. Tras disculparse con Spassky por escrito, comenzó la Gran Final. Ganaría el mejor de 24 partidas.

Fischer perdió la primera partida. En la segunda partida, Fischer llegó cinco minutos tarde y jugó durante treinta minutos. Tras comenzar perdiendo 2 vs 0 comenzó una espectacular remontada y Fischer igualó el torneo (2,5 vs 2,5). Finalmente, derrotó a Spassky por 7-11-3 (12,5 vs 8,5) el 31 de agosto de 1972. Ganó 160.000 dólares además de algunos regalos por valor de casi 50.000 dólares más.

¿Te ha gustado la noticia? ¡Compártela!

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *