Entrada en vigor del Canon

A partir de hoy, tanto los CD como los DVD estarán gravados con un canon digital de 0,17 y 0,44 euros, respectivamente, mientras que los teléfonos móviles o PDA -que dispongan de MP3-, con 1,10 euros, y los MP3 y MP4 con 3,15 euros, según ha establecido el Gobierno.

Las tarifas figuran en la orden ministerial del Ministerio de la Presidencia, publicada hoy en el Boletín Oficial del Estado (BOE), regulando los soportes digitales sujetos al pago del canon por copia privada y las cuantías en cada uno de ellos, tal como estableció la reforma de la Ley de Propiedad Intelectual, que entró en vigor el 29 de julio de 2006.

Estas son las tarifas que establece el Gobierno:

  • Grabadora CD: 0,60€ (0%).
  • Grabadora CD + DVD: de 6,61€ pasa a 3,40€ (-48,5%)
  • Soporte CD-R: de 0,22€ pasa a 0,17€ (-22,7%)
  • Soporte CD-RW: 0,22€ (0%)
  • Soporte DVD-R: de 0,60€ pasa a 0,44€ (-26,6%)
  • Soporte DVD-RW: 0,60€ (0%)
  • Memoria USB: 0,30€ (antes no estaban gravadas)
  • Impresora inyección tinta: de 15€ pasa a 7,95€ (-47%)
  • MF láser: de 15€ pasa a 10€ (-33,3%)
  • Unidad Autónoma Almacenamiento: 12€ (antes no estaban gravadas)
  • MP3/MP4: 3,15€ (antes no estaban gravados)
  • Teléfono móvil/PDA MP3: 1,10€ (antes no estaban gravados)
  • Escáner: 9€ (0%)

Lo cierto es que esta medida ha generado una gran polémica, llegando incluso a que, asociaciones como todoscontraelcanon promuevan una iniciativa legislativa popular para que se elimine, además de denunciarlo en el tribunal europeo de la competencia y recurrirán la orden que establece los equipos y soportes sujetos a compensación por copia privada y las cantidades aplicables.

Yo creo que esta medida la pagan justos por pecadores (como siempre), ya que no es justo que personas que compren cds para grabar fotos o datos, tengan que pagar un dinero extra para la SGAE, una asociación liderada por Ramoncín, con la que sólo logran sacar dinero a la gente y vivir del cuento, ya que el compartir cultura no es delito. De todas formas, personalmente, prefiero pagar este impuesto, a que nos hagan las restricciones en las descargas que existen en otros países, llegando incluso a quitar Internet, como propuso esta semana el presidente francés Sarkozy, ya que prefiero el poder seguir descargando música o películas y pagar esta cantidad.

¿Te ha gustado la noticia? ¡Compártela!

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *